Competitividad


El lanzar un producto o servicio al mercado y tener una buena campaña de marketing, no lo es todo en el mundo del emprendimiento. Más allá de subir los volúmenes de venta y tener una administración sana, es también importante cuidar de otros detalles como la fidelización de los clientes, reconocimiento de marca, nuestros competidores directos, entre mil y un detalles más, ya que todos estos conceptos serán componentes importantes de la Competitividad de la empresa.

Pero no te preocupes, no es tan caótico como parece, de hecho en este artículo vamos a hablar sobre:

  • Qué es competitividad
  • Por qué es importante que nuestra empresa sea competitiva
  • Qué elementos componen  la competitividad de la empresa
  • Cómo desarrollar estrategias de competitividad dentro de tu negocio

Una vez que termines de leer este artículo, nos gustaría mucho ver  tus comentarios y opiniones. Y si te ha sido de utilidad lo que has encontrado aquí, te invitamos a compartirlo con tu red de contactos.

¿Qué es Competitividad?

La Real Academia Española, define la palabra “Competitividad” como la capacidad de competir. Partiendo de este punto, la competitividad es un concepto aplicable para distintos ámbitos, tanto económicos, como políticos y/o empresariales.

Tomando esta palabra como concepto en el mundo empresarial, podemos definirla como la capacidad de una empresa o negocio de desarrollarse, producir, ser rentable y competir en el mercado, a través de estrategias que le permitan mejorar sus costos de producción, generen valor en sus productos o servicios, manteniendo siempre la calidad e innovación de éstos, generando así diversas ventajas competitivas.

Dicho de otra manera, podemos decir que la competitividad es la capacidad de las empresas de mantenerse en el mercado competitivo a través de la creación de distintas estrategias y ventajas competitivas que favorecen su capacidad de producción y rentabilidad.

¿Por qué es importante la Competitividad?

Paul Krugman, solía decir que la competitividad de un país sería notable cuando el sector empresarial que compone a éste, fuera altamente competitivo. Partiendo de esta noción, podemos decir que la competitividad es de vital importancia para la empresa, pues ésta  será la responsable del cumplimiento de objetivos y KPIs que nos ayuden a alcanzar las metas y planes que pretendemos lograr como empresa tanto a un nivel interno como en el mercado.

La competitividad como hemos venido mencionando en este artículo, es un concepto ligado a diversas disciplinas, desde ahí podemos reconocer su importancia. En el contexto empresarial, como lo ha mencionado Krugman, es la competitividad lo que logra que en el mercado haya un equilibrio entre la oferta y la competencia.

En temas de marketing, la competitividad es un elemento de suma importancia pues da paso a la creación de ventajas competitivas, es decir las estrategias que ayudarán a tener un mejor margen de utilidad, optimizar nuestros procesos y sobretodo darnos estabilidad que facilitará las planeaciones y el rumbo a futuro de la empresa.

Tipos de Competitividad

  • Externa

Se refiere a la capacidad de la empresa para mantenerse a flote en el mercado y adaptarse a este, a través del desarrollo de sus propias ventajas competitivas para hacer frente a la presencia de una gran variedad de competidores.

En este tipo de competitividad se evalúan las tecnologías con las que cada empresa cuenta, el tipo de industria y/o sector al que pertenece, la estabilidad económica de la región geográfica, etc. En este tipo de competitividad podemos utilizar las 5 fuerzas de Porter como guía.

Competitividad externa
Competitividad externa
  • Interna

Esta engloba todos los factores internos de la empresa en la que pueden aportar de manera significativa a mejorar su competitividad, a través de un uso eficiente de sus recursos, como su capital humano, su productividad, su ubicación geográfica, etc. Es el proceso en el que la empresa busca mejorarse a sí misma.

Competitividad interna
Competitividad interna

¿Cómo ser una empresa competitiva?

Como hemos venido mencionando, la competitividad en la empresa es alcanzable y medible en distintas áreas dentro de esta. Una de las principales variables en donde podemos desarrollar estrategias para ser competitivo son en los siguientes ámbitos

  • Precio

Cuando la empresa logra fijar precios accesibles al público, sin dañar sus costos de producción y suelen mantener estos precios a pesar de todas las variables / influencias que se encuentren en el mercado.

Una de las mejores maneras de poder ofrecer buenos precios, es al reducir los costos de producción mediante la innovación y mejora de la tecnología empleada, una mejor organización en las cadenas de suministro, procesos, etc.

Precios y competitividad
Mantener una estabilidad en los precios es un factor clave de la competitividad
  • Recursos Humanos

En temas de capital humano, una de las mejores maneras de medir la competitividad es a través de la productividad de los equipos que conforman los diferentes departamentos de tu empresa. Esta puede ser medible a través de KPIs de desempeño que muestren cuáles objetivos han sido alcanzados y de que manera se han completado éstos.

Recursos humanos competitividad
Los recursos humanos son importantes en el desarrollo de competitividad
  • Ventas y rentabilidad

Cumplir con los objetivos y volúmenes de ventas deseados, no lo es todo. Es importante siempre darle seguimiento y hacer un análisis de las ventas realizadas. Además de revisar si están cumpliendo con las exigencias y cuotas que el mercado busca.

Ventas y rentabilidad competitividad
Revisar nuestro proceso de ventas y rentabilidad nos ayudará a ser una empresa competitiva
  • Procesos y producción

Para esto es importante llevar un seguimiento y análisis de todos los procesos de producción y actividades relacionadas a estos. De manera que podamos identificar los momentos y factores que sumen a nuestra cadena de valor y representan una ventaja competitiva para nuestra empresa. Al igual que en el precio, en este punto también es necesario poner atención a la tecnología con la que contamos para producir; identificar cómo ésta impacta nuestro volumen de producción, ventas y stock. Para tener un mejor “track” de los procesos, te recomendamos realizar diagramas de flujo que te ayudarán a simplificar y proyectar mejor todos tus procesos y sistemas.

Producción y tecnología competitividad
El uso de tecnología en el proceso de producción es un factor clave para ser competitivos

¿Qué implica y cuánto cuesta la competitividad?

Ser una empresa competitiva, como lo hemos mencionado anteriormente, es una cuestión de planeación. Lo ideal sería empezar por desarrollar un correcto plan de negocios en el que se reconozca la identidad de la empresa, sus ventajas competitivas y el valor de ésta.

En México existen distintas consultarías que pueden ayudarte a desarrollar estrategias y planes de competitividad, un costo promedio de asesoría y consultoría va desde $100,000 pesos al año según el portal talent.com.mx.

Tres libros que tienes que leer para mejorar la competitividad de tu negocio

A continuación te compartiremos algunos libros calificados por otros empresarios como títulos fundamentales para ampliar los conocimientos sobre competitividad en los negocios, esperamos que puedan serte de gran utilidad para desarrollar ventajas que permitan a tu empresa sobresalir en el mercado.

La siguiente lista contiene los enlaces a Amazon para que puedas adquirir estos libros de forma inmediata si así lo decides.

La ventaja competitiva de las naciones
 La ventaja competitiva de las naciones

Descripción

La ventaja competitiva de las naciones es una obra más del reconocido autor Michael E. Porter que sostiene la idea de que el nivel de competitividad de las naciones depende principalmente de los factores de producción disponibles como tierra, trabajo, capital y recursos humanos, por supuesto, la intención es aplicar esta teoría no solo en las naciones, sino también en las empresas e instituciones.

Estrategia competitiva
 Estrategia competitiva

Descripción

Estrategia competitiva del reconocido autor Michael E. Porter, por supuesto, no podía faltar en esta selección. Se trata de un libro que ayuda a las empresas a seleccionar estrategias adecuadas que les permitan ingresar a un determinado sector industrial. Esto mediante el análisis, desde la perspectiva de la competencia, de cinco factores clave: facilidad para ingresar al sector, proveedores, compradores, productos sustitutos y nivel de competitividad.

Ser competitivo
 Ser competitivo

Descripción

Ser competitivo, también del reconocido autor Michael E. Porter, es nuestra última recomendación, se trata de un libro que explica a las empresas e instituciones cómo aumentar el nivel de competitividad, por lo que abarca distintos temas relacionados con competencia y liderazgo. Además incluye ejemplos prácticos de la aplicación de las 5 fuerzas de Porter en empresas internacionales.

Directorio de proveedores

Si estás interesado en saber más sobre competitividad y desarrollar estrategias para que tu empresa sea competitiva, te invitamos a consultar nuestro directorio de proveedores, donde encontrarás diversas agencias y consultores expertos en estos temas.

Ver Directorio

Conclusiones

  • La competitividad es un término que puede ser aplicado a distintos ámbitos y campos de estudio. Principalmente se refiere a la capacidad de ser competir.
  • En un contexto empresarial, se entiende como competitividad a la capacidad de la empresa de generar ventajas competitivas que le permitan integrarse y permanecer en el mercado, haciendo frente a los cambios y competencia que componen a éste.
  • La competitividad en la empresa se compone y desarrolla a través de habilidades y recursos que crean un valor único en ésta y por ende crean las “ventajas competitivas”
  • Existen dos tipos de competitividad en el ámbito empresarial, la interna y la externa. La primera se refiere a todos los factores internos que crean ventajas competitivas en la empresa, como la capacidad de producción, el uso de recursos, entre otros. En cambio, la segunda se enfoca en los factores externos que pueden influir en el desenvolvimiento de la empresa dentro del mercado. Por ejemplo la estabilidad económica, el sector o industria, la competencia externa, etc.
  • En tu empresa, existen ciertos aspectos clave en los puedes poner mayor atención, a fin de que hagan de tu negocio, una empresa competitiva. Algunos de estos son el precio, la tecnología, el capital humano, etc.

Tu Turno

Gracias por llegar hasta aquí. Si te ha sido útil la información, no dudes compartirla con tu emprendedor favorito, socios, amigos, etc.  Además de déjanos tus comentarios y opiniones, para nosotros es un gusto leerte.

Fuentes de Información

  • Competitividad. (s. f.). Cámara de Comercio de España. Recuperado 20 de diciembre de 2020, de https://www.camara.es/innovacion-y-competitividad/como-ser-competitivo
  • Camargo Díaz, E. J. (2017). Ventaja competitiva significativa: una propuesta para determinar la significatividad de la ventaja. Con-texto, 46, 55-66. https://doi.org/10.18601/01236458.n46.04
  • Porter, Bishop William Lawrence University Professor John F Kennedy School of Government Michael E. (1998). Competitive Strategy: Techniques for Analyzing Industries and Competitors (Illustrated ed.). Free Press.
  • Asale, R. (s. f.). competitividad | Diccionario de la lengua española. «Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario. Recuperado 20 de diciembre de 2020, de https://dle.rae.es/competitividad

Deja un comentario